Archivo de la etiqueta: Beca CIES

CONSTRUYENDO UN MUNDO DE OPORTUNIDADES PARA USTED

Estudiante CIES inglés bucaramagaCuando conocí a la Corporación Iberoamericana de EstudiosCIES revivió mi sueño y anhelo de aprender inglés, pues había gastado mucho dinero sin éxito alguno. Actualmente estoy aprendiendo inglés y cada sábado me deleito en mis clases con la familia CIES. Merece reconocer la importante labor en la enseñanza del idioma inglés, con su metodología debido a que hoy es un requisito para la comunicación de la población por la globalización de los mercados, las ciencias y las tecnologías.

Hoy, cuando la educación y formación en Colombia se ha convertido en negocios lucrativos con objetivos económicos muy ambiciosos y el factor social es desplazado a un plano muy lejano, me sorprendí al encontrar a CIES, institución comprometida con la población más vulnerable supliendo las necesidades y carencias económicas, sociales y emocionales de los menos favorecidos, ofreciendo programas de formación para el trabajo y el desarrollo humano, aportando a la sociedad un impacto invaluable a futuro, construyendo paso a paso un legado preciado que será reconocido por las actuales y futuras generaciones, mediante esta noble causa con responsabilidad social.

Las oportunidades que ofrece CIES abriendo sus puertas para la formación integral en programas técnicos y académicos a la población con su modelo educativo flexible y de fácil acceso en horarios, mínimo costo, sin restricciones de edad, estrato socioeconómico, nivel académico, raza, etnia, religión, creencia política, entre otras, desarrollando habilidades y competencias laborales facilitando a las empresas recurso humano competente y a los individuos integrase a la vida productiva mediante un empleo o a través de su propia empresa mejorando sus ingresos y por ende la calidad de vida de sus familias.

Una de las herencias o legados más importantes para la sociedad es la formación intelectual integral con valores que ayuden a fortalecer la familia como su núcleo en un mundo cada vez más exigente, con menos oportunidades y donde CIES construye con su incansable labor, esfuerzo y paciencia. Allí nos formamos los que queremos mejorar cada día como personas y que soñamos con prepararnos para ayudar a nuestras familias, a los que nos rodean, y al mundo que tanto lo necesita. Cabe resaltar el reconocimiento de la calidad de su nivel académico y nuestro deseo es que muy pronto esta importante institución llegue a cada rincón del pueblo colombiano donde tantas personas sueñan con un mundo mejor tanto para ellas como para sus hijos.

María Ismenia Suárez Asela

Estudiante del programa de Inglés

CIES Bucaramanga

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un Cambio en la vida

CIES estudiantes bogotáSiempre me he preguntado si CIES sabe cosas personales de sus estudiantes; o simplemente no se da cuenta del enorme cambio que ha hecho, que hace y que hará en sus alumnos; no es un reproche ni mucho menos, pero como experiencia personal puedo decir que CIES me cambió la vida. Muchas veces en nuestro diario caminar tenemos acciones o actitudes que nos cambian la visión de las cosas, otros por el contrario se encuentran con personas que le dan un giro de 360 grados a sus vidas, y otros en los que me incluyo, encontramos sitios que prevalecen en la integridad, que respetan al ser humano por lo que es y proveen de oportunidades para salir adelante.

Todos los estudiantes en CIES y en todas las universidades somos un mundo diferente, con caminos paralelos pero siempre distintos, con historias de desesperanza, dolor, alegrías, etc., que de una u otra manera han formado nuestro carácter y nos han hecho ser las personas que somos hoy en día.

Soy Estudiante de Administración, y por muchas cosas, es lo que me gusta estudiar. La calidad y calidez de sus docentes más que una universidad me han hecho sentir parte de una familia, que se ha venido creciendo y que espero que crezca mucho más, porque más que merecido, es algo necesitado para tantos que como yo lo estaba buscando.

No sé, si sabe CIES, que muchos de los que estudiamos acá tenemos historias difíciles, hay personas de todos los estratos, de muchos lugares de Colombia, pero todos siempre tenemos el mismo fin: ya que nos das la oportunidad de estudiar, es nuestro deber dejar el dolor atrás y simplemente mirar hacia adelante buscando la culminación de nuestro proyecto de vida. Cuando comenzamos habían muchas dudas que nos inquietaban y aunque nunca faltaban los problemas, muchas veces llegábamos con ellos a clase y recuerdo una frase de Darío Duque profesor de “Fundamentos de Administración” que decía: “si no tiene tiempo para estudiar y si para trabajar, trabaje; si no tiene tiempo para trabajar y si para estudiar, estudie; pero no traiga ni al trabajo ni a la universidad problemas, traiga soluciones para combatir esos problemas que tiene.” Y CIES se ha convertido en una solución, en una meta, en un camino por seguir.

Hoy, simplemente somos estudiantes de CIES, mañana seremos los profesionales egresados de una Institución con inclusión social y con la convicción de que “construyendo un mejor país” se hace realidad a cada momento y se ve reflejado en nosotros.

No hay más sino agradecimientos por permitirnos ser parte de esta gran institución y augurando muchos éxitos para todos los que conformamos esta gran Familia.

Andrés E. Lopera Arango

Estudiante de Administración

CIES Bogotá, Sede Principal

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

CIES es sueños y corazón

bucaramanga CIES estudianteLes escribo con toda sinceridad, estas palabras que realmente nacen de mi corazón, para que lo tomen como ejemplo, y jamás permitan que nadie absolutamente nadie trate de frenar sus sueños…

Hace siete meses, llegue a CIES ansiosa, temerosa, con muchas expectativas, dispuesta a sacrificarme a sabiendas que mi tiempo era poco, por el trabajo, mis dos hijos, y mi esposo. Por ello a medida que iba avanzando mis ánimos se minimizaron a tal punto que pensé en no regresar. Pero luego de recorrer un sinnúmero de obstáculos que marcaron de forma significativa mi vida, aterrice por fin y comprendí realmente la importancia de estudiar la carrera que siempre había querido, y que CIES me estaba abriendo sus puertas para que hiciera realidad mi sueño “ser una excelente docente”.

Desde ese preciso instante mi mente dio un giro importante entendí que la variedad de profesores que habían pasado por mi salón de clases me habían enseñado diversidad de conocimientos de forma especial cada uno a su manera y convicción, conocimientos que más adelante se los transmitiría a mis futuros estudiantes dejándoles una huella positiva, así como cada uno de mis profesores, la han dejado en mi.

Aprendí a ser más tolerante, mas paciente, a respetar las opiniones así no estuviese de acuerdo con muchas de ellas. A entender que cada una de mis compañeras a pesar de  tener personalidades diferentes perseguían un sueño al igual que yo, y posiblemente esas diferencias era lo que nos hacia especiales, porque si bien se que nuestra formación es individual, no podríamos llevarla a cabo si no trabajamos en equipo.

Hoy día le otorgo un valor especial a CIES porque nos da la oportunidad de estudiar a un precio módico,  sin importar nuestra edad, prueba de ello el ejemplo tan enriquecedor, que tenemos en nuestro grupo de Preescolar, a doña María Antonia quien a sus 58 años es nuestro más fehaciente ejemplo de superación.

Gracias CIES porque en esta institución aprendí, que solo yo, tengo el poder de decidir,  que soy la responsable de mis éxitos y quizás de mis fracasos, y la única forma de lograrlo es dotar mi mente de pensamientos positivos, manteniendo una actitud  profunda de confianza y esperanza en mis propias realizaciones.

 

Carmenza Hernández Ayala

 Estudiante del  programa de Preescolar

CIES Bucaramanga


Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

MI PRIMER DÍA EN LA FAMILIA CIES

Alumno CIES 9Tan pronto como amanecía el 29 se septiembre del año 2012, aumentaban más mis deseos que el reloj marcara las 8:00 am; sin embargó existían en mí una serie de preguntas e interrogantes sobre como seria y que cambios traería a mi vida esta nueva etapa de formación profesional, observaba mi reloj con tantos deseos que las manecilla corrieran cada vez más rápido pero pareciera que el tiempo se detenía, ¡ya estaba impaciente!

Por fin eran las 7:00 am, ya debía salir de casa para así descubrir ese nuevo mundo que me esperaba, al llegar me encontré con la gran satisfacción que allí se encontraban muchísimas personas, ahora mi gran pregunta era, ¿Quiénes serán mis maestros y compañeros?. De manera muy ordenada todas las personas allí presentes ingresamos al auditorio y de un momento a otro nos dieron la bienvenida a FAMILIA CIES, cuando escuche la palabra familia, me fue inevitable transportarme por unos segundos a mi casa y hogar, y me dije a mi misma ¡es imposible!.

Terminado las indicaciones y demás recomendaciones el auditorio fue quedando totalmente vacío, pues cada grupo de estudiantes se dirigía a su aula de clases con el docente que se les fue asignado, todos estábamos a la expectativa de todo lo que sucediera, personalmente el traslado de una sede a otra para mí fue eterno, pero por fin llegamos a nuestro lugar de destino. El docente se presentó y nos pidió el favor que nosotros también lo hiciéramos, mis compañeros fueron tan amables y respetuosos que ahí fue donde empecé a comprender por qué el docente había empleado el termino familia.

Ya me encontraba un poco más tranquila y cien por ciento feliz porque a medida que transcurría la clase me sentía como en mi hogar, compartía con mis compañeros de clase, que ya no eran mis compañeros ahora éramos amigos y nos tratábamos como a hermanos, y el docente procuraba de la manera más fácil y perfecta posible transmitirnos su incalculable conocimiento brindándonos la confianza necesaria para preguntar cualquier duda que tuviéramos, todo fue perfecto.

Al llegar a casa, mi padre me pregunto; ¿Cómo te fue hija?, y con una gran satisfacción conteste; ¡Excelente!, padre, fue fantástico, mis compañeros y docente me hicieron sentir como en casa, tanto así que ni por un segundo extrañe el calor de mi hogar, si yo hubiese sabido que retomar mis estudios me traerían tanta satisfacción y alegría no me hubiese tomado casi dos años para hacerlo y lo hubiese hecho un día después de terminar el colegio, sencillamente fue genial.

Gracias CIES, porque en ti no solo encontré el mejor lugar para crecer profesional e intelectualmente, sino que también descubrí un nuevo mundo donde todos somos tratados de manera equitativa y nos queremos y protegemos como una verdadera familia.

 

 

Yennifer Marcela Barrera Escobar

Estudiante de Contaduría y Finanzas

CIES Bogotá, sede principal

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Mi primer día en CIES

Estudiante CIES 3¿Mi primer día en CIES? Claro, como olvidarlo, con esas mariposas que vagaban dentro de mi estómago, con la mirada alerta a cualquier movimiento, a un rostro conocido o a un gesto amigable. Como olvidar el momento en el que mi sueño se cruzaba con el de muchos otros jóvenes: acceder a una educación formal de calidad.

Ese día noté la mirada asustada de varias personas, en su gran mayoría jóvenes que más adelante iban a ser unos excelentes compañeros de clase, pero ese nerviosismo se transformó en una nueva mirada, en unos ojos soñadores, con las metas más cerca que nunca y con el ánimo de dar el primer paso de este largo y exigente camino.

Recuerdo que gracias a las palabras confiables, entusiastas y calurosas que emitió el señor rector logre soñar de nuevo con mi empresa, con mis aportes a la educación, con las oportunidades que le puedo brindar más adelante a las personas de bajos recursos, con mi aporte a la sociedad. Gracias señor rector por haberme activado nuevamente el sentimiento de superación, de sacrificio y de honestidad.

Con el paso del tiempo, he madurado y sé que para ser alguien en la vida no depende de la universidad, del profesor, del valor de una carrera… sino de la autodisciplina, de la motivación y de las metas que se proponga. Los docentes son una excelente herramienta para saltar aquellos obstáculos que la vida nos antepone, pero depende de uno tomar los consejos y exigencias para aplicarlos en la vida.

Agradezco de corazón a Dios y la familia CIES por brindarme la oportunidad de salir adelante. Ahora, soy un estudiante que tiene la cabeza en alto, orgulloso de pertenecer a tan cálida y humana institución y con el ánimo de seguir dando un paso mas día tras día hasta alcanzar mi sueño de ser profesional.

Diego Enrique Ahumada González

Estudiante de Ingeniería de Sistemas
CIES Bogotá, sede principal.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

CIES EN EL MARCO DE LA EDUCACIÓN POPULAR

“El hombre es la única criatura que ha de ser educada”

formación popular CIESLa educación superior se ha convertido en un anhelo difícil de alcanzar para diferentes personas en nuestro país. Este sueño se consagra desde una tendencia natural de los seres humanos para aprehender y conocer el mundo.

A partir de esta motivación, los estudiantes que participan y exaltan los diferentes programas de la institución componen una red de conocimiento, no sólo científico sino cultural, que permite generar una identidad particular a CIES. Es a través de ellos que se ha consolidado una alternativa real de formación que se inscribe, entre otros modelos, en  la Educación Popular.

Al respecto, Freire (1989) demuestra con esté modelo, que se basa en un proceso de aprendizaje experiencial, como los individuos son capaces de  aprender del medio que los rodea a partir de una formación crítica e ideológica, con una tendencia equilibrada socialmente.

En últimas, la práctica educativa CIES comparte y resalta muchas características de la educación popular. Se materializa desde una mirada ideológicamente reflexiva y abierta a las condiciones reales de quienes conservan la idea de transformar el país por medio de su profesionalización.

El hombre es la única criatura que puede ser educada, de acuerdo a Kant; exhortación que nos invita dar prioridad a ese llamado de la naturaleza. El modelo de educación CIES le seguirá apostando a éste propósito.

Diego Andres Buitrago

Psicólogo

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

UN APRETÓN DE MANOS INOLVIDABLE

Fiesta de graduación CIESCorría el viernes 18 de septiembre de 2009, cuando con dos órdenes de beca para cursar una carrera profesional en la mano me acerqué tímidamente y por primera vez a la sede principal de la Corporación Iberoamericana de Estudios CIES, en Bogotá. Acudía en compañía de un hombre ya adulto y una jovencita que decían querer estudiar y no tenían el dinero para pagar el valor de un semestre en las universidades que hay en la ciudad.

En ese preciso momento entró al lugar un hombre de paso firme y saludó con un “buenas tardes” a las más o menos veinte personas que aguardábamos en la sala de atención de CIES. Yo estaba en la mitad del grupo, y al ver al visitante me dije: “Este hombre tiene aspecto de ser el director de esta institución”; y efectivamente, se trataba de  Luis Criollo, gestor de este proceso que ya marca un hito en la historia de la educación en Colombia y en América Latina.

Como cosa inesperada, pero con decisión inalterable, Luis Criollo se detuvo un momento y mirándome fijamente me tendió su mano y me dijo: “Hola, es un gusto verlo por aquí”. Yo le correspondí sonriendo; y apretando su mano acoté: “Gusto el mío”.

La joven no logró matricularse porque no había traído el dinero para hacerlo; y el muchacho me miró un tanto inquieto y me preguntó si sería en verdad una institución seria y no iba a ser estafado, porque la oferta parecía muy económica y “fácil” para ser verdad (bueno, alcanzar una profesión nunca será fácil, pero tampoco imposible, aun cuando la situación económica esté resuelta); al final sonrió y agregó: “Yo no me arriesgo”, y me devolvió la orden de beca.

En ese momento recordé aquel apretón de mano que me dio quien me recibiera como si fuéramos viejos amigos, y sin pensarlo regresé dispuesto a iniciar estudios, armado solo con el deseo y la fe que mi amigo no había logrado debilitar al dudar de la fiabilidad en la oferta.

Pregunté qué documentos necesitaba para ingresar a estudiar en la institución y me dispuse a usar la orden de beca que tenía; incluso me dieron oportunidad para allegar después aquello de que adolecía en ese instante; y de allí salí con el carnet de estudiante en mis manos, para el 29 de septiembre de ese mismo año ingresar a estudiar Administración de Negocios Internacionales.

Hoy, cuando curso 10º semestre, no necesito tener fe en que este proyecto sí es verdad, porque a estas alturas mi deseo y el de muchos otros conmigo son una incontenible realidad: Estamos ad-portas de graduarnos como profesionales en Administración. Comprobamos por nosotros mismos que la oferta es verdad y funciona.

Nunca podremos decir que nuestra profesión nos salió regalada, porque la cuota de esfuerzo es muy superior al precio que hemos ahorrado; pero sí es verdad que cuando los recursos económicos escasean, el esfuerzo tampoco alcanza; y en ese sentido, CIES ha sido la oportunidad que muchos no tuvieron para alcanzar una profesión.

Escrito por : Edgar Osorio Cometa

Estudiante de Administración de Negocios Internacionales

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,