Archivo de la etiqueta: oportunidad social

En memoria de Janeth, estudiante CIES.

Familia CIES

Son las 3 de la mañana y su vista se pierde a lo lejos por el marco de la ventana que apunta hacia la calle vacía, la soledad de ese momento contrasta con la tormenta desatada en su interior, las dudas, las certezas, los miedos y los conflictos que no dejan dormir.

Existe una sola idea en su mente, seguir estudiando, educarse, aprender, cumplir esa meta que se ha propuesto contra viento y marea, no darse por vencida porque los segundos avanzan, los minutos no dan descanso y las horas pasan como una corriente de agua que no se detiene. Por qué se siente feliz en CIES me pregunto yo si nadie conoce su dolor, si la sonrisa de su rostro oculta el padecimiento insoportable. Durante mucho tiempo todos los martes cumplía su cita a clases queriendo aprender algo nuevo con la voluntad de quién pelea una guerra ganando una batalla a la vez, las matemáticas, los lenguajes de programación y todas las materias que veía le abrían un horizonte de conocimiento deslumbrante.

Sus compañeros, los más íntimos, conocían el trasfondo de aquella situación y se convirtió en ejemplo para ellos, es increíble pensar que cada salón de CIES es una manada que se conoce, se cuida y se apoya, en aquellos salones nacen amistades y se entretejen vidas que se acompañan durante este corto camino de preparación y educación.

En el día de su grado sus ojos brillaban, la alegría contrastaba con sus problemas en casa, se extrañaba la compañía de su amado pero al fin y al cabo era el logro de tanto esfuerzo, tal como lo hacen muchos de nuestros estudiantes que construyen sus sueños paso a paso, sembrando en la tierra ciesista para recoger frutos de valor y dignidad.

Hace unos meses esa luz se apagó, la enfermedad agresiva acabó con esa vida, hasta el último momento CIES fue su segundo hogar, su sonrisa se recuerda, sus ganas de estudiar nos motivan y nos recuerda que el tiempo es corto, que la amistad existe y que las ganas de luchar nacen del corazón de las personas que no pierden la esperanza.

Cuantas historias tiene CIES para contar, en su gran mayoría son historias de esperanza por un mejor futuro, un futuro que se labra con las propias manos y no uno que se promete con palabras que se lleva el viento, cada historia es importante porque deja una enseñanza, porque deja huella en cada uno de nosotros y nos hace recordar la razón por la que existimos, construir un mejor país.

En memoria de Janeth, estudiante de Sistemas CIES.

Franky Carrillo

Coordinador de Sistemas y Diseño Gráfico

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Proyecto de vida

Vida CIEsRecuerdo mi primer día de trabajo en CIES, hace más o menos unos 7 años, cuando me vinculé como docente y me asignaron el módulo de fundamentos de economía en la jornada de los domingos, también recuerdo a varios de mis estudiantes, hoy algunos de ellos ya egresados de carreras profesionales y otros a quienes la vida no les permitió cumplir ese sueño.

Sin embargo cada uno de esos estudiantes ha aportado profundas experiencias. A lo largo de este tiempo he tenido la posibilidad de compartir, aprender, mejorar y desarrollar habilidades y conocimientos invaluables.

Cuantos de nosotros hemos escuchado “las cosas van y vienen”, “la vida está hecha de raticos”, “vive cada momento como si fuese el último”, pero tal vez el más escuchado es “estudie para que sea alguien en la vida” y por consiguiente surgen varias preguntas ¿qué estudiar?, ¿dónde estudiar?, ¿cuánto puedo pagar por esos estudios?, ¿se puede trabajar y estudiar?, ¿se puede solo estudiar?, esos eran y siguen siendo los cuestionamientos más frecuentes para todos aquellos que no nacieron en cuna noble, pero al mismo tiempo encuentran la respuesta en CIES.

Diariamente circulan CIES más de 2.000 personas,  vinculadas a diversos sectores, y que buscan incansablemente mejorar su calidad de vida, personas que  luchan día a día por generar un cambio significativo en su trasegar por la vida,  persona que creen en CIES como una institución de formación  incluyente, humana, y de calidad, que proporciona las herramientas necesarias para provocar cambios significativos en cada proyecto de vida. Una institución sin ánimo de lucro y con un verdadero sentido social que facilita procesos educativos a toda la población sin discriminaciones.

Hoy 12 años después de abiertas sus puertas, CIES alberga a casi 30.000 personas en todo el país, hace parte de nuestro proyecto de vida, ya sea como estudiantes, docentes, directivos, personal administrativo, operativo y de servicios generales. Crea un sentido social transformador que promueve un espíritu de equidad en su comunidad.

Feliz Cumpleaños CIES

LUIS EDUARDO RODRÍGUEZ

Director Académico

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , ,

Educación y Sociedad

CIES y ColombiaCuánto me gustaría tener en este preciso momento a mi alcance algunos pensamientos de reconocidos autores que han hablado sobre educación, que bueno fuera poder disponer de aquellas páginas de esos libros que me han dejado encantado, saludable sería conversar en este instante con esos profesores y amigos que me han hecho amar la educación, incluso sería refrescante poder ver mientras escribo este texto algún documental que me relacione los conceptos de educación y sociedad; pero como ven, no tengo ninguna de esas herramientas a mi alcance en estos momentos. Ahora bien, lo bueno, lo positivo, el factor de luz, mi guía, mi motivación, mi musa y mi más grande inspiración para escribir este texto, no me la va a dar los mejores libros, ni pensar en grandes autores, tampoco las enseñanzas de mis profesores y amigos, ni documentales avanzados sobre el tema, mi más grande inspiración es el momento que viví el día martes 02 de julio del presente año, con sólo dos días de antigüedad como colaborador de CIES, fui invitado por el rector y fundador, el señor Luis Criollo, a recibir a los estudiantes nuevos. La sensación que viví en esos momentos no se puede describir por medio de libros, autores, profesores, amigos, documentales, esa sensación me hizo entender a mi manera la relación entre educación y sociedad.

Me ubiqué al frente de aproximadamente 600 estudiantes, vi personas que en sus rostros dejaban ver sus sueños, sus ilusiones, gente contenta y agradecida porque tenían la oportunidad de recibir educación. Entonces entendí que desde ese día me estaba comprometiendo no sólo con CIES, sino con los sueños de miles de estudiantes que hacen parte de ella.

La Corporación Iberoamericana de Estudios, me ha hecho entender el proceso de educación de forma diferente, desde que pertenezco a ella, la educación para mi se convirtió en un proyecto incluyente, en el cual hay oportunidad para todas las personas, independientemente de su credo, color, condición social y física. Desde el 2 de Julio y hasta hoy, la educación es la herramienta más poderosa, por no decir la única, para superar los grandes inconvenientes que afronta nuestro país. Nuestro fundador, igual que esos cerca de 600 estudiantes, también tiene un sueño educativo, y es brindar oportunidad de educación a todas las personas de Colombia, especialmente a las personas de bajos recursos.

Es entonces entendible, que una educación vista desde esta perspectiva incluyente, donde se le da la posibilidad de estudiar a tantos miles de personas, termina generando una mejor sociedad. CIES es un ejemplo de cómo construir un mejor país.

Para finalizar, dejo la siguiente reflexión: La paz, ese deseo del hermoso pueblo Colombiano, está en cada uno de los actos educativos y de las propuestas de educación incluyente, de educación para todos. En CIES estamos construyendo un mejor país y lo mejor de todo es que estamos construyéndolo con educación y paz.

Saludos,

Pablo César Lozano Rosero

Director Nacional de inglés CIES

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Modelo Pedagógico CIES: Parte I

Logo CIESPara la Corporación Iberoamericana de Estudios CIES, un modelo parte de una representación ideal de un contexto del mundo próximo; de allí, abstraemos todos los posibles aspectos, elementos y relaciones que consideramos relevantes, es decir, nuestro modelo hace representativo lo próximo a lo realmente verdadero de nuestra comunidad académica, sustentado bajo la prioridad de una institución, que como la nuestra, se compromete día a día con una identidad sólida y solidaria.

El carácter pedagógico de nuestro modelo, deja percibir que lo sustancial se hace posible en compromisos que se asumen en el contexto educativo y social. El modelo pedagógico se hace posible y visible a partir de líneas de acción plenamente establecidas desde rigurosos actos pedagógicos, didácticos, curriculares y administrativos.

Desde esa perspectiva, se concibe a la pedagogía como ese ámbito de las ciencias de la educación desde donde se reflexionan los procesos formativos, del ser humano, en sus aspectos más generales, constituyendo relaciones profundas entre la Sociedad, la Escuela y el Estado, con el fin de definir el tipo de hombre y de mujer que se desea formar en este contexto de país.

Para esta propuesta y como contexto del enseñar a hacer, la didáctica se asume como ese marco teórico que estudia los procesos formativos, en su singularidad, durante el desarrollo específico del proceso, haciendo énfasis en el modo de su desarrollo; su objeto de estudio es el proceso docente-educativo.

Por su parte el currículo es el ámbito de lo educativo, mediante el cual nos vinculamos con el desarrollo de los jóvenes, con su familia y su escuela. Es el proceso que diseña la estructura docente-educativa. Es a partir de los cual establecemos el  vínculo, entre el ideal de hombre que encierra la Pedagogía; y su expresión singular en la realidad escolar, de naturaleza didáctica. Este reto se hace posible mediante la selección y sistematización del mundo real, concretado en aquella parte de la cultura que se escoge para que, inmerso en el proceso docente-educativo, posibilite la formación del escolar.

La relación compleja entre de esos tres ámbitos: lo pedagógico, lo didáctico y lo curricular se da a partir de que todos estudian el proceso formativo; el primero, como ideal en su generalidad; el segundo, en su desarrollo; y el tercero, en su diseño y proyección, a partir del mundo en contexto. Lo didáctico se centra en el método, lo curricular en el contenido y lo pedagógico en el abordaje de los objetivos. La Pedagogía, entonces, se desarrolla en la escuela a través de la Didáctica y se regula a través del Diseño Curricular…

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Modelo CIES: Educación y paz

Modelo educativo CIESColombia posee uno de los conflictos internos más antiguos en el mundo, este se constituye en el problema más agudo que posee la nación  y es por ello que las encuestas muestran como la opinión pública nacional señala el fin del conflicto armado como el mayor anhelo de nuestro país.

Como educadores, pedagogos o  formadores consideramos que la búsqueda de la escurridiza paz pasa por crear una sociedad con justicia social, y para ello, la educación cumple un rol central y un modelo educativo como el de La Corporación Iberoamericana de Estudios – CIES se constituye en un referente obligatorio en ese propósito que tenemos como nación.

Para aclarar estos planteamientos, en primer lugar debemos hacer tres precisiones:

  1. La paz no  puede ser entendida desde una perspectiva reduccionista, es decir como el desmantelamiento de las denominadas organizaciones insurgentes, criminales o de traficantes de drogas.
  2. La educación sin lugar a equívocos cumple un rol protagónico en esta búsqueda de justicia social.
  3. En Colombia el ingreso a la educación, especialmente a la educación superior y de mayor manera a la educación superior de calidad está delimitada principalmente por dos premisas: Dinero y méritos.

Consecuentemente si la paz es mas que silenciar las armas, que para ello necesitamos  justicia social y si la justicia social pasa por tener un sistema educativo equitativo y de calidad; debemos entender por qué el sistema educativo actual no es equitativo, por qué la meritocracia es una falacia y cómo el modelo CIES puede inspirar el diseño de un sistema educativo justo.

Jeannie Oakes directora de educación de la Fundación Ford y una autoridad mundial en materia educativa propone que Colombia debe cambiar sus políticas públicas de acceso a la educación superior, dado que basarlas solo en exámenes o pruebas de conocimientos generan mayor inequidad.

Lo anterior es del todo cierto, pero más grave aún, dado que el sistema para ingresar a Las Instituciones de Educación Superior – IES –  en el país se basa en tener dinero para pagar matrículas y semestres de varios millones, o en competir por los escasos cupos de las instituciones de educación superior públicas, con base en los  resultados de una prueba estandarizada.

Este sistema ha conducido a que acceder a la educación superior sea solo para una elite, elite que para el año 2013 asciende al 42% de los jóvenes que egresan de la educación media, de los cuales el 55% los atienden las IES públicas, es decir por “ méritos” y el otro 45% las IES privadas, es decir por dinero. Con base en lo anterior, debe entenderse que de cada 100 jóvenes entre los 17 y 21 años que terminan su bachillerato, sólo 37 ingresan a la educación superior.

Consecuentemente, cabría hacerle varias preguntas a los responsables del diseño de la Política Pública Educativa en el país: y los restante 63 jóvenes que no ingresan a la IES ¿están condenados al ostracismo social ?; ¿Y si es madre adolescente o soltera no puede tener derecho a ingresar la educación superior ?, ¿y si tengo 40 años, hijos y un trabajo con bajos ingresos no puedo ejercer el derecho a la educación ?. ¿Desde cuando un examen escrito a los 17 años es capaz de determinar mis capacidades presentes y futuras?, Y ¿por qué esta prueba se constituye en el determinante para condenarme a ser un ciudadano exitoso o un individuo fracasado ?

Es evidente que este sistema de inspiración neoliberal denominado Meritocràtico, en su estructura recoge una serie de falacias sociales dado que “ Una sociedad meritocràtica, no reduce ni elimina la desigualdad, simplemente redistribuye las probabilidades de estar en el grupo aventajado  “.

Por todo lo anterior es que un modelo educativo inédito en el país como es CIES,  condensa una serie de aspectos en su diseño que permiten el acceso a la educación de jóvenes, mujeres, adultos, y adultos mayores, citadinos y rurales sin más requisito que los legales, no condiciona el ingreso a pagos de matrícula o semestre, flexibiliza los currículos de tal manera que el trabajo, la familia y otros compromisos sociales no imposibiliten educarse y finalmente da la opción de ser técnico o profesional.

Todas estas bondades del Modelo CIES, son innegables ventajas para construir una Política Pública Educativa cimentada en la equidad, como un gran aporte a la justicia social; es decir, que sí posibilitaría La Educación como un Derecho y no como un Privilegio, lo que realmente y sin lugar a dudas se constituiría en una significativa contribución a la consecución de La Paz.

Por:  J. Aldemar Puello Rojas

M.Sc. en Educación Universidad Javeriana

Director CIES sedes Suba y Kennedy

Etiquetado , , , , , , , , , , ,

¿Educación opresora?

Educación CIES

No podemos hacernos los ciegos frente a determinados comportamientos que parecen haberse convertido comunes entre los jóvenes. El incremento de la violencia, el afán por ser mejor que el otro y una competencia impuesta desde todos los ámbitos de la sociedad ha fomentado una terrible relación entre los jóvenes, donde la educación pareciera ser  aliada de esta dinámica, actuando como opresora en determinados momentos.

En este orden de ideas, estamos en una sociedad que todo lo quiere definir, medir,  a todo le pone nombres, todo lo contrasta y compara. En materia de educación ocurre lo mismo. Los jóvenes están siendo comparados, etiquetados y muchas veces invisibilizados. Elementos que fomentan divisiones, odios,  resentimientos, falta de cohesión y riñas entre los estudiantes.

Cada vez que se habla de desarrollo y progreso la palabra educación sale a relucir como pieza fundamental para alcanzar esos nuevos escenarios a los que muchos apuestan.
No obstante se encuentra fundamental pensar cuáles es la clase de educación a la que estamos apostando. Pues en muchas ocasiones  frente a estos procesos se encuentra una falta de componente humano. Donde el contacto con la gente, “con ese otro”, no pareciera ser importante, contemplándolo así como algo banal y obvio.  Y es que la educación no es solo un tema de libros, documentales, historia, matemáticas y filosofía.
La educación debe aportar elementos que le permitan comprender a los estudiantes el mundo diverso en el que viven, donde las personas a través de lo que les ocurre a su alrededor, la reflexión y el reconocimiento de sí mismo y del otro, puedan tomar decisiones con determinada conciencia.
En alguna columna había hablado de la educación para la paz y la importancia de comprender a esta como un tema fundamental en nuestra sociedad,  la cual apuesta por promover alternativas creativas de resistencia y soluciones frente a los distintos contextos que se presentan.
Dejando de lado la noción de paz como algo pasivo y optando así por la alternativa de lo pacífico. Lo que comprende el ser crítico, activo, y alejarse de estereotipos impuestos. Donde si bien la educación tradicional se ha esforzado por formar personas para la competencia, la educación para la paz se esfuerza por formar personas para la cooperación.
Escrito por: Mónica Herrera Irurita
Publicado en : Revista Semana (05/09/2013)
Etiquetado , , , , , ,