Archivo de la etiqueta: educación colombia

CIES y su diferente modelo educativo

CIES BucaramangaEn Colombia la educación se define como un proceso de formación permanente, personal, cultural y social que se fundamenta en una concepción integral de la persona humana, de su dignidad, de sus derechos y de sus deberes.

En nuestra Constitución Política se dan las notas fundamentales de la naturaleza del servicio educativo; allí se indica, que se trata de un derecho de las personas, de un servicio público que tiene una función social y que corresponde al Estado regular y dar cumplimiento de sus fines.

En la sociedad moderna, la educación es la base fundamental para que una nación alcance su punto máximo y logre positivamente desarrollar todo su potencial humano.El modelo educativo de CIES esta enfocado en aportar las herramientas necesarias para preparar a las personas que por motivos especialmente económicos han a sido excluidos del sistema educativo en todos los niveles, frenando bruscamente las oportunidades básicas de superación y por consiguiente elevando el índice de desempleo, de inseguridad y de inconformidad; situaciones que influyen en la degradación del ser humano como parte vital de una sociedad.

CIES durante sus 13 años de creación ha aportado su modelo y toda la riqueza humana de su institución, para que cualquier individuo pueda acceder a una educación eficaz que lo conduzca a alcanzar las metas trazadas y así lograr su reconocimiento en la sociedad.

Nada nos detendrá, el compromiso es y seguirá siendo con la sociedad. Buscamos cerrar las brechas que existen entre el que puede y el que no puede acceder a una educación y así disminuir sustancialmente la exclusión social, dando las oportunidades para poder alcanzar un trabajo digno que satisfaga las necesidades de cada familia.

Todo este trabajo lo vemos diariamente reflejado en cada una de las personas a quienes nuestro modelo les ha devuelto la esperanza y la capacidad de salir adelante. Saber que nuestros estudiantes podrán afrontar la vida diaria en igualdad de condiciones nos llena de esperanza y alegría.

CIES es educación sin barreras, es inclusión educativa y social.

Jorge Gordillo

Director / CIES Bucaramanga

Anuncios
Etiquetado , , , , ,

COMBATIR EL BAJO RENDIMIENTO ACADÉMICO PARA PREVENIR LA PÉRDIDA O EL FRACASO ESCOLAR: UNA TAREA COMPARTIDA ENTRE PADRES Y ESCUELA

Educación básica CIESSi miramos la siguiente definición sobre educación que nos dice: “Proceso de desarrollo integral de la persona humana, a través del cual profundiza su experiencia personal y de la sociedad con el fin de lograr su madurez y la transformación de su realidad”, podríamos observar que para muchos educandos no se cumple, cuando no culminan satisfactoriamente un ciclo escolar.

Analizando las causas de pérdida o deserción escolar, se determina que son variados los factores que inciden entre los cuales se destaca la formación moral de los individuos, una formación que empieza en casa y debe ser completada en las instituciones educativas.

La deserción del sistema educativo no sólo perjudica a los escolares y a sus familias sino también a todo el país, porque se restringen las posibilidades de desarrollo social y las que están en directa relación con el capital humano. Es clara la relación entre el nivel educativo y las oportunidades de progreso de las personas. Así, dejar la escuela para acceder a empleos informales, que suelen tener jornadas excesivas y precarias condiciones laborales, hace que se conserve o prolongue el círculo de la pobreza.

En este orden de ideas, los factores asociados a la deserción escolar se pueden agrupar en tres grandes ámbitos:

Ámbito familiar: La familia es la primera y más importante institución educadora. Las interacciones que se producen en su seno influyen de modo continuo y significativo en la vida de sus miembros.  Aunque haya numerosas excepciones, cabe pensar que el nivel instructivo de los padres incide en el rendimiento académico de los hijos. Por otra parte, la escasez de recursos económicos familiares puede frenar el proceso formativo y el rendimiento académico de los hijos cuando las presiones y situaciones impuestas por la penuria son tan grandes que ahogan a los menores en preocupaciones o impiden disponer de las condiciones materiales necesarias para estudiar. Igualmente se puede comprobar que las actividades sociales y recreativas de la familia constituyen un buen indicador de la influencia que esta institución ejerce sobre el rendimiento escolar del alumno, ya que los educandos que tienen un buen ambiente familiar en casa luego consiguen mejores notas que aquellos con ambientes familiares malos. Por lo tanto cabe consignar que el clima familiar que puede ayudar a optimizar la educación y consiguientemente a neutralizar el fracaso escolar, es el que se basa en el afecto, la comunicación, la seguridad, el respeto, las normas, la participación y el fomento de la autonomía.

Ámbito escolar: El ambiente escolar no se reduce al marco físico, también hay que tener en cuenta la dimensión humana. El clima social escolar depende de la cohesión, la comunicación, la cooperación, la autonomía, y la organización del estilo de dirección docente. En general, el tipo de profesor dialogante y cercano a los alumnos es el que más contribuye al logro de resultados positivos y a la creación de un escenario de formación presidido por la cordialidad.  Se puede pronosticar un mejor rendimiento académico a los alumnos que trabajan en un ambiente de respeto, presidido por normas claras y en el que se cultiva la cooperación sin prescindir de la autonomía. 

Ámbito personal: El estudio del rendimiento escolar a partir de variables personales enfatiza con justicia el hecho de que el verdadero protagonista de la educación es el alumno. Las variables más relevantes, que influyen en el rendimiento del alumno pueden ser el autoconcepto y la autoestima, el alto nivel de aspiraciones, las actitudes hacia el estudio, la autoeficacia, etc. La personalidad constituye algo dinámico y a su vez adaptativo. Es el resultado de los factores hereditarios y ambientales, pero en cualquier de los casos, cabe afirmar que la perseverancia, en cuanto rasgo de personalidad, ayuda a obtener buenos resultados. Todo éxito requiere constancia, esfuerzo prolongado, tolerancia a la ambigüedad y a la frustración.

Es urgente y necesario que todos los involucrados en el proceso educativo, brindemos estrategias compartidas que contribuyan a disminuir en gran medida la pérdida o el fracaso escolar.

Liliana Forero Salgado

Coordinadora – CIES Neiva

Etiquetado , , , , , ,

EL LÍDER ¿NACE O SE HACE?

Liderazgo CIESLa clásica pregunta que la gente se hace en torno al liderazgo es ésta: el líder, ¿nace o se hace?. Puede que al plantearse la pregunta, flote en el ambiente la idea de un liderazgo carismático, unido al poder, a la sangre o a factores de otro orden (religiosos, familiares, etc.)

En algunos casos incluso puede tratarse de hijos de líderes famosos, que en alguna forma podría afirmarse que han heredado de sus padres esa condición o, al menos, esa inclinación que puede convertirse en vocación para ellos. Sinceramente pienso que son casos minoritarios en torno a los cuales, sobre todo hoy en día, no cabría apoyarse la tesis de un  liderazgo hereditario como tesis dominante a la hora de explicar el fenómeno.

Los líderes en el sentido tradicional del término saltan desde la mente sin dificultad porque son sinónimo de grandes hombres (Alejandro Magno, Julio César,  Gandhi, etc.) Más recientemente podríamos decir Einstein, John F. Kennedy, Juan Pablo II, Gorbachov, la Madre Teresa de Calcuta, Walea, Mandela, o unos cuantos grandes generales, deportistas o  científicos. Figuras de primer orden que ha ejercido una influencia notoria como forjadores de la sociedad actual.

No ponemos en esa categoría personajes como Hitler, que pueden representar un tipo de liderazgo a nuestro modo de ver deficiente en un aspecto fundamental que son los valores, lo cual de por sí lo reduce a una influencia carismática pero manipuladora sobre las masas. Digamos que es el liderazgo o mal llamado liderazgo de ese tipo de  hombres excepcionales en su capacidad para el mal.

Sin entrar a discutir este tipo de liderazgo, cabría afirmar que no es el que primariamente nos interesa cuando tratamos de responder a la pregunta si el líder nace o se hace. No estamos averiguando por los líderes que nacen o que heredan esas características, ni aquellos que por su grandeza han ejercido una particular influencia en las colectividades. Nos parece que encarna un  tipo de liderazgo muy digno de ser tenido en cuenta.

Pero aquí nos preguntamos más bien por un liderazgo que tiene que ver con el grupo humano que rodea al líder, con la comunidad en la que ejerce su influencia. Entonces la superficie para encontrar esos líderes, se torno más amplia, porque no necesariamente se está pensando en grandes personales de la historia o del acontecer mundial.

Para responder si el líder nace o se hace quisiéramos preguntarnos por un liderazgo que dependa más del efecto del líder en los seguidores que de la personalidad misma del líder o de sus condiciones excepcionales, sin que éstas dejen de ser importantes a la hora de considerar su actuación frente al grupo de que se trata.

Con esa idea delante, entonces la respuesta más pertinente  a esa pregunta  es que el líder no nace sino que se hace. Eso quiere decir que estamos hablando de un liderazgo accesible a muchas personas, no reservado a una élite o a una minoría, ni a los grandes personajes a los que antes nos referimos.

Es un  liderazgo que se asume,  que resulta o que aparece en la vida de muchas personas: en la empresa, en la familia, en la escuela, en la universidad, en la iglesia, en el gobierno, en la política. Puede tratarse incluso de un liderazgo situacional, ligado a unas circunstancias determinadas y a un  tipo de relaciones.

Digamos que hay líderes que no sólo no nacen, sino que no necesariamente se hacen, como fruto de un proceso deliberado de construcción del liderazgo, sino que surgen y crecen en ciertos ambientes. Pero sí hay otros que se lo proponen explícitamente y se hacen líderes en virtud de las responsabilidades que asumen y de la influencia que llegan a ejercer sobre los demás por la ejemplaridad en su conducta y por su capacidad de arrastre y de ayuda para conseguir determinados objetivos.

Son los líderes a los que corresponde la afirmación que hace Toynbee: Aquellas personalidades creadoras que dan siempre respuestas exitosas a los desafíos del medio y que en razón de su integridad y de su compromiso con el grupo son libremente seguidos por la mayoría. Nos parece que esta definición encarna de una manera bastante aproximada la esencia del liderazgo, sin encorsetarlo en fórmulas psicológicas.

Dentro de la tesis de que el líder se hace cabe más una concepción democratizante y participativa del liderazgo que una elitista. Y tiene que ver más con un líderazgo que delega en el grupo la posibilidad de tomar las decisiones (liderazgo democrático) que con un liderazgo autoritario (que toma las decisiones unilateralmente o que se sirve del grupo como una disculpa para aparentar la participación).

Aportes del liderazgo empresarial

Un aspecto que debemos destacar en esta consideración del liderazgo como algo que se hace es la comprensión del mismo proveniente desde el ámbito de la empresa. Esta ha asumido desde hace varias décadas u n liderazgo social bastante significativo. Y no resultad nada extraño que se haya preocupado del tema del liderazgo como de un tema de gran importancia, hasta el punto de que los grandes teóricos del mismo están lkigados con ese mundo (Kotter, Heiftz, Drucker.)

El liderazgo gerencial ha relacionado, inicialmente, más con la transmisión y la influencia acerca de la Visión y la Misión de la empresa y con el señalamiento de objetivos y metas (liderazgo estratégico), y con la comunicación, el apoyo y la recompensa al trabajo de la gente.

Con Stephen Covey  surge en 1990 la idea del liderazgo centrado en principios, en la que el líder ve su vida como una aventura dirigida en forma equilibrada, más centrada en el carácter que en los rasgos psicológicos de personalidad, líderes que apoyan su acción más en principios (inmnutables) y en valores (cambiantes), que están en actitud permanente de aprendizaje, de vocación hacia el servicio, que irradian energía positiva, credibilidad y sinergia en el grupo, además de estar autoevaluándose permanentemente.

Podemos entonces, ya en este terreno, hablar del líder que se hace porque hay en él un proceso formativo y un proceso de acción, que lo llevan desde la motivación (la razón por la cual es impulsado a actuar, especialmente si es de tipo trascendente: el servicio a los demás), hasta la actuación, previo unas capacidades intelectuales, emocionales, y productivas, administrativas, gerenciales y directivas  y unas habilidades personales de comunicación y manejo de los grupos, de trabajo en equipo de administración del tiempo o negociación.

Es un liderazgo que impulsa la visión, promueve el cambio, genera compromiso y credibilidad, fija metas, da recompensas, establece sanciones, delega responsabilidades, produce resultados, ofrece ejemplaridad en los valores, asume riesgos y consigue seguidores.

Construcción del liderazgo

No resulta, pues, exagerado, hablar propiamente de la construcción del liderazgo en las personas como un proceso que, basado en determinadas oportunidades, permite el desarrollo de capacidades, habilidades y hábitos que permiten actitudes y virtudes estables y que configuran lo que podemos denominar liderazgo: la capacidad de asumir la responsabilidad de conducir a otros al logro de sus objetivos personales y sociales.

Un proceso de construcción es una tarea progresiva que parte de unas bases, que apunta a unos objetivos y que se puede evaluar permanentemente.  Hay que partir de unas oportunidades de manifestar ese liderazgo, unas capacidades de encarnarlo, una necesidades sociales de manifestarlo, y un grupo humano en el cual expresarlo.

Un carácter definido, una personalidad lograda, un esfuerzo que se convierte poco a poco en hábito constante, ponen a una persona en camino de potenciar sus capacidades de liderazgo.

Las oportunidades permiten que surjan los líderes. A veces un gran vacío en la familia, en un grupo intermedio o en un medio empresarial, son la oportunidad óptima para que alguien en el que no se había pensado para que asumiera esas responsabilidades, está en condición de hacerlo porque se ha presentado la ocasión.

Ahí es cuando la persona necesita ese empujón para que demuestre que si es capaz de asumir ese papel.

La construcción arranca, como afirma Drucker, no con la pregunta qué es lo que quiero sino qué es lo qué debo hacer para cambiar la situación. La diferencia entre un líder y un gerente es que el gerente hace lo que debe hacer según la organización y el líder hace lo que toca para que las cosas marchen.

Y la construcción es construcción de lo que –siguiendo a Drucker— son los cuatro pilares básicos del liderazgo: tener seguidores, porque se influye en personas concretas, que hacen lo que deben hacer, y el líder les da ejemplo para que lo haga, y obra con responsabilidad.

El liderazgo, bien lo reafirma Drucker no es popularidad, ni rango, ni privilegio. Es ante todo responsabilidad. Y yo añadiría, entendida ella como capacidad de dar respuestas adecuadas a las necesidades del medio.

El liderazgo es construcción porque exige estructurar la persona de tal manera que aparte de su conducta aquellos comportamientos que estorban su acción con los demás, especialmente en las relaciones interpersonales.

Si el líder es el hombre de la visión, tiene que estar en capacidad de ver más allá de lo corriente, de trascender con su conocimiento y su pensamiento para poder impulsar la organización hacia el sueño colectivo y para hacer que se cumpla la misión.

No es una construcción hecha de simples habilidades para comunicarse o para persuadir. Es ante todo, desarrollo de hábitos estables, de valores y virtudes que le dan coherencia de vida, consistencia de actuación, entusiasmo por la tarea y una confianza en los demás que genera credibilidad, optimismo e iniciativa.

El liderazgo de que hablamos y cuya impronta se lleva en el espíritu no es un privilegio o una posición de prepotencia frente a los demás. Es una visión esperanzada a la que corresponde una misión que no es otra cosa que la responsabilidad de construir el futuro con las propias manos.

Producir resultados, seguimiento y credibilidad

El líder de que hablamos lo es en cuanto produce resultados, consigue adhesiones libres e influye en sus seguidores, que ven en él un ejemplo y una ayuda para conseguir sus objetivos.

Es líder porque genera credibilidad. Precisamente el vacío actual de liderazgo está marcado profundamente por la falta de credibilidad de la gente en el gobierno, en el Estado, en los políticos y en la clase dirigente en general. El líder hace-hacer, y ofrece respuestas distintas de lo rutinario, muchas veces fuera de los ámbitos del poder porque demuestra autoridad moral.

El Espíritu de Liderazgo nace desde dentro y desde ahí desencadena las acciones de servicio que se traducen en resultados. Es, más propiamente hablando, un autoliderazgo. Ser actor del cambio conduce al líder al compromiso y al logro de objetivos.

La palanca del gran cambio es su voluntad, un querer firme que se afirma en el presente mediante la toma de decisiones acertadas y en el futuro en forma de propósitos realizables.

Sólo la fidelidad a los principios le inspira la acertada elección de los medios y la no confusión de éstos con los auténticos fines.

Este Liderazgo implica visión del futuro, dar alas a la esperanza para llegar muy lejos, pero también valores personales acendrados en la propia lucha diaria por sacar adelante el proyecto personal de vida –para que este sea coherente, unitario, y convergente a las metas–,  y mucha valentía para abrirse paso contracorriente de la vida fácil y el consumismo estéril.

“Sólo se merece la libertad y la vida aquel que se esfuerza por conquistarla cada día” (Goethe). En último término lo que está en juego en la sociedad es el uso y sentido de la libertad. Existe demasiada gente entendiéndola en forma individualista y egoísta cuando debería entenderse en forma comprometida y solidaria.

El líder crea espacios desde su libertad comprometida para hacer valer las libertades públicas esenciales a una sociedad.

Voluntad permanente de hacer el bien

Si la peor miseria del hombre no es no tener sino no querer, el líder fortalece su corazón en la voluntad permanente de hacer el bien y de buscar el bien común, para ser y para dar, para servir y para comunicar, para participar y ser solidario.

Hoy más que nunca hay que hacer frente al individualismo egoísta que invade todas las capas de la sociedad, y desplazar el relativismo moral dominante por una ética basada en principios naturales y en valores encarnados en virtudes personales.

Bien comprobado tenemos que sin una ética realista que lleve a una conciencia cierta y recta la sociedad se desmoraliza y se corrompe. “Sin moral -dice San Agustín en palabras actualísimas- los imperios, los reinos y principados no son sino empresas de bandolerismo”. Sin virtudes, el alma del hombre sería desértica como un paisaje lunar desolador y frío.

El líder debe  conjugar el nosotros de la participación, y poner corazón en lo que hace, pasión y entusiasmo. Y comprender que el paso de los años lo deben alejar cada vez más de sí mismo y acercarlo más a los demás.

El líder necesita bucear en la corriente escondida de su fuerza espiritual y llenarse de un sentimiento afirmativo, asertivo, para trazar la vertical sobre el negativismo llorón y desolador. Necesita el líder  un poco de la inspiración de los poetas, de la ternura de los niños y de la locura de los santos.

Y así podrá remover su fondo íntimo y profundo para hallar la emoción sentida, la ventaja de dar sin esperar calculadoramente la respuesta en términos de bienestar.

Trabajo en equipo y solidaridad

La sociedad no da espera. No podemos pensar que “después” se podrán arreglar los problemas. Como dice algún autor “El que se mete en el camino del después acaba en el nunca”. Hay que correr riesgos.  Y “para los individuos y las colectividades, los mayores éxitos siempre los obtienen quienes saben correr los mayores riesgos (Thibon).

No olvidemos que el alma del hombre, que es como un disparo hacia el infinito, da sentido a todo lo que le rodea De ella surge la fuerza para preferir lo mejor a lo bueno. Para un líder lo que hay que hacer es lo que parece imposible, pues lo posible ya está hecho..

La construcción del liderazgo se acendra en la convivencia fecunda y en el trabajo en equipo. Vivimos en una sociedad en la que nadie se pierde o se salva sólo. Necesitamos por vocación constitutiva del hombre la presencia de los temas, propósitos comunes, tareas colectivas. El futuro es impensable sin ese trabajo mancomunado y sin los mecanismos de participación hechos realidad en la familia, en la empresa, en todas las instituciones de la sociedad.

Ha llegado la hora de mostrar con obras que los líderes son más capaces de construir el futuro porque se han atrevido a pensarlo y rediseñarlo.

Los líderes saben que el cambio de la sociedad exige ante todo un cambio profundo personal y un tener los pies en el contexto social para poder construir una sociedad donde la participación, la solidaridad y los valores éticos son la columna vertebral del bien común.

 

Jorge Yarce, instituto latinoamericano de liderazgo

 

Etiquetado , , , , , , , ,

Responsabilidad social con CORAZÓN.

Carta a CIESHace dos años la Corporación Iberoamericana de Estudios CIES, dando cumplimiento al mandato de su fundador y cumplimiento a su carácter institucional como ENTIDAD SIN ANIMO DE LUCRO, inició la tarea de hacer realidad otro de sus grandes sueños: subsidiar un colegio de bachillerato y permitir a las familias que por motivos económicos veían con mucha dificultad poder brindar la educación que querían para sus hijos.

Nuestro fundador en homenaje a la ciudad Cali, su ciudad natal y la ciudad que le había brindado las herramientas para iniciar su camino laboral dentro de la Educación decidió buscar ese colegio en Cali y encontró  un colegio femenino de casi 50 años de historia con una riqueza enorme tenía niñas en jardín, transición, primaria y bachillerato.

Para hacer realidad este lindo sueño de subsidiar un Colegio de bachillerato el corazón de nuestro fundador se metió en el Colegio de la Santísima Trinidad de la ciudad de Cali, con mucho esfuerzo logró que el modelo de cartillas se desarrollará con muchos beneficios académicos y económicos, un colegio donde solo se paga matrícula y una cartilla semanal que sirve de cuaderno y libro.

Hoy el colegio cuenta con cuatrocientas estudiantes, un excelente grupo de docentes y directivos, herramientas tecnológicas, enseñanza del inglés, una acogedora planta física, auditorio, salas de cómputo, se está construyendo el coliseo, pero lo más importante es que cuenta con un grupo de niñas que el día 30 de junio terminó sus estudios de transición, niñas que se han adueñado del corazón de nuestro fundador y hoy nos  han enviado la carta adjunta y los videos que reflejan lo que hoy sienten.

Paralelo a la finalización de estudios del grupo de transición también finalizaron un ciclo importante el grupo de niñas de  quinto de primaria, ellas también manifiestan su alegría y agradecimiento. 

Esta es una de las actividades que nos permiten cumplir con resultados y hechos reales nuestra RESPONSABILIDAD SOCIAL CON AMOR.

Etiquetado , , , , , ,

La mala leche educación nacional

La divulgación de los resultados de las Pruebas Pisa 2012 que ubica a Colombia en materia educativa en la cola del mundo, no solo nos plantea la necesidad de una reforma urgente del sistema educacional, sino también a cuestionarnos sobre las razones profundas del fracaso. Ahora que los ánimos están calientes y la prensa nos recuerda lo lejos que estamos de alcanzar el desarrollo pleno. Ahora que las preguntas dan paso a las explicaciones y los colegios del país reconocen que en competencias educativas quedamos como una chancleta ante el mundo, es hora de que hablen los políticos, alcaldes y dirigentes de la educación.

Es el momento de reflexionar sobre los por qués. No el mayor  [por qué la educación nuestra es tan mala], sino sobre los otros: por qué nos fue como perro en misa en matemáticas; por qué tan pésimos en lectura y escritura; por qué no dimos pie con bola en ciencias; por qué nuestros futuros profesionales no leen bien y entienden peor. Es hora, creo yo, de que hable la Ministra de Educación, de que hablen los gobernadores de los 32 departamentos del país, de que hablan los alcaldes y concejales y los aburguesados revolucionarios de FECODE. Es hora de que hable el Presidente de la República y le explique a sus gobernados por qué la educación de Colombia huele a podrido y hace más ruido que un carro viejo subiendo una colina empinada.

Hoy estamos indignados porque en materia educacional solo estamos por encima de Indonesia y otras naciones cuyo PIB es inferior al nuestro. Estamos indignados porque cada vez que participamos en dichas pruebas bajamos varios peldaños del escalafón y demostramos que las habilidades nuestras solo se ponen de manifiesto en el chanchullo que llevan a cabo nuestros políticos para robarse los dineros del Estado y la de los directivos de la educación para inscribir en las distintas instituciones públicas del territorio nacional estudiantes fantasmas que luego les serán pagados como presenciales.

Es hora de que se abra una investigación profunda y que tenga que irse quien le corresponda. Es hora de dejar de buscar la fiebre en las sábanas. El país está jodido porque los corruptos  así lo desean y los honestos, que somos muchos, permanecemos pasivos ante el accionar de las mafias enquistadas en los sistemas educativo y político de la Nación.

Es hora, creo yo, de exigir un referéndum para transformar las políticas educacionales, de paralizar el país no solo para pedir un aumento de salario sino para demandar respeto por la formación de nuestros descendientes. Desde hace ya varias décadas, Colombia viene cuesta abajo en materia de educación. Están lejos los días en que los grandes colegios públicos del país se peleaban los primeros lugares de las pruebas del ICFES. Están lejos los días en que colegios como el Iném y el Liceo de Bolívar de Cartagena de Indias eran consideradas instituciones de respeto. Hoy son solo escuelitas donde asisten 25 de las 82 pandillas que tiene la ciudad.

Pero el problema, de orden nacional, va más allá. Pues las políticas de cobertura que ha puesto en marcha el Estado desde hace unos años para acá han violentado la exigencia académica y permitido que el soporte que mantenía con vida la selección de los estudiantes cediera. Hoy, al Gobierno le interesa mucho más mantener las aulas llenas que prodigar una formación de calidad, acorde con los nuevos estándares de la educación internacional, pues aunque lo que se busca es asentar las competencias en las distintas disciplinas del conocimiento, en muchas de nuestras instituciones siguen evaluándose contendidos. De ahí, sin duda, parte del fracaso que se pone de manifiesto cada vez que nuestros estudiantes acuden a la realización de las Pruebas Pisa u otras de carácter nacional como las Saber 11 o Saber Pro.

Perder el año escolar, como decían nuestros padres y abuelos, es hoy un mal negocio para el Estado aunque el estudiante no haga el mínimo esfuerzo para ser promovido. El problema es grave porque  la formación de los ciudadanos no se está mirando en término de excelencia sino bajo la lupa de cobertura-pérdidas. Es decir, cuánto dinero se va por el caño cuando un  alumno reprueba el año escolar y cuánto debe aportar el Estado para que lo repita. Las leyes para minimizar el impacto de reprobación han sido sin duda desastrosas porque han obligado a las instituciones escolares llevar a cabo una promoción casi automática de los educandos, sin importan si estos han desarrollado las competencias necesarias que les permita ser promovidos a un grado superior.

Hay que recordar que la función del Estado Social de Derecho no es hacer favores. Este tiene unas obligaciones constitucionales y morales con sus nacionales, y una de estas es la inversión sistemática en educación que permita el avance firme de sus instituciones y asegure un futuro digno a sus ciudadanos. Una inversión que no se limite solo a la cobertura, sino también que desarrolle los mecanismos necesarios para que esa educación se inserte en unos estándares mínimos de calidad, como lo exige el Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes, PISA [por su sigla en inglés].

Recordar que los pueblos que olvidan su historia están condenados necesariamente a repetirla no es un lugar común, sino una manera sensata de apuntalar el lugar de fractura para que los que vienen no cometan las mismas faltas que nos condenaron. Es una cuestión de sentido común. Es la razón que lleva a un padre  a preparar el camino por donde transitará el hijo para que no caiga en los baches en los que él tropezó. En Colombia, la educación es mala porque las políticas que la rigen lo son. Y hasta ahora no se vislumbra a corto ni largo plazo un interés real del Estado por corregir los errores, lo que nos permite asegurar que los resultados de las próximas Pruebas Pisa serán peores. Para esto no se necesita tener una bola mágica de cristal. Los hechos hablan por sí mismos.

Por Joaquín Robles Zabala
Publicado el 07/12/2013 en http://www.semana.com

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Hablemos de educación

educación colombia ciesUn país mejor en el mediano y largo plazo pasa, de una u otra manera, por una reforma a la educación en Colombia.

Es cierto que el balance no es del todo malo. Como muestran diversos estudios, Colombia ha logrado avances notables en materia de cobertura en educación básica y media.

El problema radica, sin embargo, en la calidad. Primero, porque la calidad es baja; de hecho, muy baja. Como muestran los estudios PISA sobre la calidad de la educación, Colombia ocupó el puesto 62 entre 65 países, entre los cuales estaban incluidos países de desarrollo económico medio y alto y otros países similares a Colombia. El estudio muestra, entre otras cosas, que el 74 % de los estudiantes colombianos se rajaron en la prueba de matemáticas, mientras que el promedio general de rajados, para todos los países, fue de 32 %. Un golpe duro.

Segundo, porque la calidad es desigual. Una investigación de DeJusticia que pronto saldrá publicada muestra que la educación que reciben pobres y ricos es muy desigual: a medida que el nivel socioeconómico del estudiante aumenta, también aumenta, y bastante, su desempeño académico (medido a partir de las pruebas Saber). Esta diferencia en el desempeño, que también existe entre zonas rurales y urbanas, termina siendo clave para acceder a una educación superior de calidad, la cual, a su vez, es fundamental para ser competitivo en el mercado laboral. La cuna viene con una condena, y el sistema educativo, en lugar de evitarla, la reproduce.

Las clases sociales no solo reciben una educación desigual, sino que además estudian por separado: el 93 % de los estudiantes de estrato 1 asisten a colegios públicos, mientras que el 98 % de los de estrato seis asisten a colegios privados.

Una mejor educación no sólo hace al país más competitivo económicamente, sino que además es un antídoto contra la desigualdad: una educación de calidad para los niveles socioeconómicos bajos reduce el efecto de esas desventajas de origen (la falta de dinero, de capital social, etc.) que suelen significar una derrota en la competencia por la educación superior y el mercado laboral.

Además, una educación pública de calidad puede convertir la escuela en un espacio de integración social y de construcción de ciudadanía, en el que personas con diferentes trayectorias de vida se reconozcan como iguales.

El problema de las políticas en educación en Colombia es doble. Primero, algunas de las decisiones que se han tomado no han sido las correctas. Por ejemplo, un estudioreciente de la Fundación Compartir muestra que es necesario modificar el Estatuto Docente para mejorar la formación, selección, evaluación y remuneración de los profesores. Segundo, algunas de las buenas decisiones que se han tomado han quedado en el aire y no se han ejecutado. El Plan Decenal de Educación 2006-2016, por ejemplo, da varios pasos en la dirección correcta, pero algunos de ellos se han quedado en el papel.

Esta es una invitación, entonces, a que en las próximas elecciones usted vote por los candidatos (al Congreso y a la Presidencia) que tengan la educación como prioridad. Y para eso es importante que nos hagamos dos preguntas. Primero, ¿qué proponen para mejorar la calidad de la educación? Y segundo, ¿cómo van a cumplir con lo que prometen? No basta enarbolar las banderas de la educación; exijamos propuestas concretas que partan de lo que se ha hecho y queda por hacer.

Es importante que siempre hablemos de la educación, de lo que está bien y de lo que está mal. Es importante, también, que pensemos en cómo mejorar la educación a través de otros espacios, sin reducir todos los caminos a la política electoral. Pero ahora, en esta etapa de elecciones y con un posible posconflicto a la vuelta de la esquina, debemos hacernos las preguntas más importantes y votar por las mejores respuestas.

 

* Investigador del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad –www.dejusticia.org

 

Por José Rafael Espinosa R*

Publicado el 6 de febrero de 2014, en Revista Semana.com

Etiquetado , , , , , , , , , ,

MI PRIMERA EXPERIENCIA UNIVERSITARIA

Estudiante bogota CIESEs muy gratificante culminar un día más, llena de vida y alegría. Saber que al otro día iré a estudiar, a empezar sexto semestre en pedagogía infantil gracias a la oportunidad que me dio la Corporación Iberoamericana de Estudios CIES.

En estos momentos me siento a reflexionar, y a pensar, que hermoso trabajo hace todo el equipo CIES, personas con un gran sentido humanitario y con unas inmensas ganas de dar todo lo que está en sus manos para enseñarnos las cosas que nos sirven para nuestras vidas profesionales.

Recuerdo ese día cuando entré por primera vez a CIES, fue tan extraño, pero a la vez tan emocionante, empezar esta nueva etapa de mi vida, con personas que son tan humildes y tan cálidas, que me brindaron confianza en un solo suspiro, luego al entrar al salón de clases,  y encontrar en cada compañero, un mundo distinto al mío, pero igual de maravilloso, fue para mí tan fascinante, que al recordarlo, se me eriza la piel; y ver por primera vez, a mi primera docente, llena de conocimientos que quería entregarnos a cada uno de nosotros, los que estábamos sentados en los pupitres de ese inmenso salón, allí conocí a las que ahora son mis mejores amigas, mujeres luchadoras y con tantas ganas de salir adelante como yo.

Esta docente dejo una huella inmensa en mí, porque es una mujer tan fuerte y tan sabia, que me da gusto siempre escucharla y verla. También recuerdo con una sonrisa en mis labios, a un docente, este hombre nos hacia reír con cada ocurrencia, y nos dio muchas lecciones de vida, tan importantes, como interesantes: este hombre me causó admiración y respeto, por su gran conocimiento, y sobre todo por el interés que le colocaba a cada una de sus clases, que eran tan agradables, que el tiempo se nos hacía muy corto.

De cada docente tengo un recuerdo bonito, que si escribo cada anécdota, no me alcanzaría las palabras para describirlas, pero no todo es tan color de rosa, en ocasiones hubo docentes que eran tan serios, que en primera instancia, me causaban temor y hasta inseguridad, pero de ellos aprendí que las cosas con esfuerzo y dedicación son las que mejor se valoran.

Hoy, pienso que cada persona que paso por mi vida, dejó tantas cosas tan bellas, que las aplicó a mi vida como docente en estos días, tengo como amigas a unas loquitas, que cada día me sacan una gran carcajada y momentos agradables, y tengo la plena seguridad que jamás olvidaré. Nunca me rendiré y seguiré estudiando y luchando hasta lograr todas mis metas.

Gracias familia CIES por brindarme un mundo lleno de conocimientos y alegría. Dios los bendiga a ustedes y sus familias.

Angie Stephanie Nova Martínez.

Estudiante de pedagogía infantil

CIES Bogotá, sede principal

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

UN APRETÓN DE MANOS INOLVIDABLE

Fiesta de graduación CIESCorría el viernes 18 de septiembre de 2009, cuando con dos órdenes de beca para cursar una carrera profesional en la mano me acerqué tímidamente y por primera vez a la sede principal de la Corporación Iberoamericana de Estudios CIES, en Bogotá. Acudía en compañía de un hombre ya adulto y una jovencita que decían querer estudiar y no tenían el dinero para pagar el valor de un semestre en las universidades que hay en la ciudad.

En ese preciso momento entró al lugar un hombre de paso firme y saludó con un “buenas tardes” a las más o menos veinte personas que aguardábamos en la sala de atención de CIES. Yo estaba en la mitad del grupo, y al ver al visitante me dije: “Este hombre tiene aspecto de ser el director de esta institución”; y efectivamente, se trataba de  Luis Criollo, gestor de este proceso que ya marca un hito en la historia de la educación en Colombia y en América Latina.

Como cosa inesperada, pero con decisión inalterable, Luis Criollo se detuvo un momento y mirándome fijamente me tendió su mano y me dijo: “Hola, es un gusto verlo por aquí”. Yo le correspondí sonriendo; y apretando su mano acoté: “Gusto el mío”.

La joven no logró matricularse porque no había traído el dinero para hacerlo; y el muchacho me miró un tanto inquieto y me preguntó si sería en verdad una institución seria y no iba a ser estafado, porque la oferta parecía muy económica y “fácil” para ser verdad (bueno, alcanzar una profesión nunca será fácil, pero tampoco imposible, aun cuando la situación económica esté resuelta); al final sonrió y agregó: “Yo no me arriesgo”, y me devolvió la orden de beca.

En ese momento recordé aquel apretón de mano que me dio quien me recibiera como si fuéramos viejos amigos, y sin pensarlo regresé dispuesto a iniciar estudios, armado solo con el deseo y la fe que mi amigo no había logrado debilitar al dudar de la fiabilidad en la oferta.

Pregunté qué documentos necesitaba para ingresar a estudiar en la institución y me dispuse a usar la orden de beca que tenía; incluso me dieron oportunidad para allegar después aquello de que adolecía en ese instante; y de allí salí con el carnet de estudiante en mis manos, para el 29 de septiembre de ese mismo año ingresar a estudiar Administración de Negocios Internacionales.

Hoy, cuando curso 10º semestre, no necesito tener fe en que este proyecto sí es verdad, porque a estas alturas mi deseo y el de muchos otros conmigo son una incontenible realidad: Estamos ad-portas de graduarnos como profesionales en Administración. Comprobamos por nosotros mismos que la oferta es verdad y funciona.

Nunca podremos decir que nuestra profesión nos salió regalada, porque la cuota de esfuerzo es muy superior al precio que hemos ahorrado; pero sí es verdad que cuando los recursos económicos escasean, el esfuerzo tampoco alcanza; y en ese sentido, CIES ha sido la oportunidad que muchos no tuvieron para alcanzar una profesión.

Escrito por : Edgar Osorio Cometa

Estudiante de Administración de Negocios Internacionales

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

BEYOND THE CLASS

Welcome to CIESCIES is an institution which provides access to training and education in English language to improve the technical and technological performance done by its students once they have graduated from college.

The students carry out a curricular program through lesson books and class activities following a communicative approach to speak real English during the class. They are also able to use Information and Communication Technologies (ICTs) meanwhile they develop their curricular plan. This format of language learning allows the students to enrich their acquisition process of a foreign language, but without a possibility of a dual immersion, in which the students would spend a considerable time immersed in english, it is necessary to make them practice more time outside of the classroom besides the regular schedule by themselves.

Nowadays, we can see how the Internet has revolutionized the world since the way and speed at which anyone from anywhere can access to information is essential in our lives. Education around the world has been favored by this huge change considering plenty of alternatives that a student can find to take advantage of this tool which facilitates the building of communicative skills through multimedia and online applications, reading stuff, grammar instruction as well as of a chance of interacting with people worldwide.

Throughout education history many methods have been developed around the world such as Grammar-Translation or Direct Method, Audio-Lingual, Communicative language Teaching, Language Immersion, the Silent Way, Suggestopedia, the Natural Approach, Total Physical Response, Teaching Proficiency through Reading and Storytelling and Dogme Language Teaching, to mention some of them. On the other side the implementation of the Autonomous Learning has facilitated the accessibility to english as a Second Language thanks to the massive internet use, it means that anyone from any economic stratum has greater opportunities to gain knowledge about a foreign language.  Since higher education demand has greatly increased in recent years, a combination of face-to-face teaching and autonomous virtual learning would be carry out in a way that is relevant to the needs of the population.

Working on the quality, this year CIES has made an agreement with BERLITZ which is a prestigious international language school with many years of experience on English teaching. Certainly this latter has incorporated the Internet as a primordial resource to be in keeping with today’s technology and the rapidly changing. BERLITZ counts on a dynamic platform and standard online tests which measures the progress of students providing the opportunity to certify users according to their linguistic proficiency at each of the six levels on the scale of the Common European Framework. All this effort made by CIES has got a positive answer among the students and, for sure, the managing staff led by the principal, Mr. Luis Criollo, expects a greater flow of students and a full commitment on the part of them.

 

 Department of English.

Etiquetado , , , , ,

Inglés como segunda lengua en CIES

CIES curso inglés“Hoy en día el inglés es en una herramienta esencial para el mundo laboral”, esta frase ya es un “cliché” que tanto profesores como estudiantes utilizamos a diario. Pero al analizar el trasfondo de ella, nos damos cuenta de que en nuestro país el porcentaje de la población laboral que realmente ha adquirido el idioma como segunda lengua, es relativamente bajo. En Colombia los logros de la educación, que están regidos por unos lineamientos y estándares, distan mucho de una verdadera adquisición del inglés como segunda lengua.

La Corporación Iberoamericana de Estudios CIES, en su afán de formar personas competentes para el mundo laboral, ha llevado a cabo procedimientos que de manera gradual han facilitado el fortalecimiento del proceso de aprendizaje de una manera realista y diligente en estos últimos años. Los docentes tienen la idoneidad que se requiere para aportar de una manera significativa a nuestro crecimiento académico ya que ellos emplean diversas estrategias que están en boga en el aula, también siguen un enfoque comunicativo en aras de un uso real del inglés durante las clases, además incorporan las TIC´s – Tecnologías de la información y la comunicación entretanto desarrollan su plan curricular.

Otro aspecto importante que cabe destacar de la labor realizada por CIES y el departamento de inglés son los nuevos espacios de práctica que se han abierto para que todos y cada uno de los estudiantes tengan la posibilidad de aplicar los conocimientos adquiridos durante las horas programadas a través de la interacción con aplicaciones de software en línea, realización de actividades de conversación y ejecución de simulacros de exámenes estándar como el examen PET.

Las estrategias extracurriculares asimismo han sido adoptadas por CIES como trabajo social para brindarle a los educandos la posibilidad de mejorar su nivel a través del aprendizaje autónomo como el desarrollado por el programa acreditado de Berlitz siendo asequible para toda la comunidad educativa.

En conclusión CIES ha evidenciado su proceso a través de acciones que promueven y facilitan una verdadera adquisición del inglés brindando calidad. La labor social y la filosofía de la institución han sido restituidas con la labor de la facultad de inglés. Por supuesto los objetivos trazados a largo plazo siguen siendo el estandarte que portan el personal administrativo y los docentes para aportar a todas aquellas personas que jamás encontraran en nuestra alma máter impedimento alguno para lograr sus sueños. De esta manera CIES presenta una alternativa y representa una solución al acuciante sistema educativo de nuestro país que no siempre favorece a la mayor parte de la población colombiana debido a factores económicos.

Liliana Hernández

Directora programa de Inglés Bogotá

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , ,