Archivo de la etiqueta: educacion colombia

En memoria de Janeth, estudiante CIES.

Familia CIES

Son las 3 de la mañana y su vista se pierde a lo lejos por el marco de la ventana que apunta hacia la calle vacía, la soledad de ese momento contrasta con la tormenta desatada en su interior, las dudas, las certezas, los miedos y los conflictos que no dejan dormir.

Existe una sola idea en su mente, seguir estudiando, educarse, aprender, cumplir esa meta que se ha propuesto contra viento y marea, no darse por vencida porque los segundos avanzan, los minutos no dan descanso y las horas pasan como una corriente de agua que no se detiene. Por qué se siente feliz en CIES me pregunto yo si nadie conoce su dolor, si la sonrisa de su rostro oculta el padecimiento insoportable. Durante mucho tiempo todos los martes cumplía su cita a clases queriendo aprender algo nuevo con la voluntad de quién pelea una guerra ganando una batalla a la vez, las matemáticas, los lenguajes de programación y todas las materias que veía le abrían un horizonte de conocimiento deslumbrante.

Sus compañeros, los más íntimos, conocían el trasfondo de aquella situación y se convirtió en ejemplo para ellos, es increíble pensar que cada salón de CIES es una manada que se conoce, se cuida y se apoya, en aquellos salones nacen amistades y se entretejen vidas que se acompañan durante este corto camino de preparación y educación.

En el día de su grado sus ojos brillaban, la alegría contrastaba con sus problemas en casa, se extrañaba la compañía de su amado pero al fin y al cabo era el logro de tanto esfuerzo, tal como lo hacen muchos de nuestros estudiantes que construyen sus sueños paso a paso, sembrando en la tierra ciesista para recoger frutos de valor y dignidad.

Hace unos meses esa luz se apagó, la enfermedad agresiva acabó con esa vida, hasta el último momento CIES fue su segundo hogar, su sonrisa se recuerda, sus ganas de estudiar nos motivan y nos recuerda que el tiempo es corto, que la amistad existe y que las ganas de luchar nacen del corazón de las personas que no pierden la esperanza.

Cuantas historias tiene CIES para contar, en su gran mayoría son historias de esperanza por un mejor futuro, un futuro que se labra con las propias manos y no uno que se promete con palabras que se lleva el viento, cada historia es importante porque deja una enseñanza, porque deja huella en cada uno de nosotros y nos hace recordar la razón por la que existimos, construir un mejor país.

En memoria de Janeth, estudiante de Sistemas CIES.

Franky Carrillo

Coordinador de Sistemas y Diseño Gráfico

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un Cambio en la vida

CIES estudiantes bogotáSiempre me he preguntado si CIES sabe cosas personales de sus estudiantes; o simplemente no se da cuenta del enorme cambio que ha hecho, que hace y que hará en sus alumnos; no es un reproche ni mucho menos, pero como experiencia personal puedo decir que CIES me cambió la vida. Muchas veces en nuestro diario caminar tenemos acciones o actitudes que nos cambian la visión de las cosas, otros por el contrario se encuentran con personas que le dan un giro de 360 grados a sus vidas, y otros en los que me incluyo, encontramos sitios que prevalecen en la integridad, que respetan al ser humano por lo que es y proveen de oportunidades para salir adelante.

Todos los estudiantes en CIES y en todas las universidades somos un mundo diferente, con caminos paralelos pero siempre distintos, con historias de desesperanza, dolor, alegrías, etc., que de una u otra manera han formado nuestro carácter y nos han hecho ser las personas que somos hoy en día.

Soy Estudiante de Administración, y por muchas cosas, es lo que me gusta estudiar. La calidad y calidez de sus docentes más que una universidad me han hecho sentir parte de una familia, que se ha venido creciendo y que espero que crezca mucho más, porque más que merecido, es algo necesitado para tantos que como yo lo estaba buscando.

No sé, si sabe CIES, que muchos de los que estudiamos acá tenemos historias difíciles, hay personas de todos los estratos, de muchos lugares de Colombia, pero todos siempre tenemos el mismo fin: ya que nos das la oportunidad de estudiar, es nuestro deber dejar el dolor atrás y simplemente mirar hacia adelante buscando la culminación de nuestro proyecto de vida. Cuando comenzamos habían muchas dudas que nos inquietaban y aunque nunca faltaban los problemas, muchas veces llegábamos con ellos a clase y recuerdo una frase de Darío Duque profesor de “Fundamentos de Administración” que decía: “si no tiene tiempo para estudiar y si para trabajar, trabaje; si no tiene tiempo para trabajar y si para estudiar, estudie; pero no traiga ni al trabajo ni a la universidad problemas, traiga soluciones para combatir esos problemas que tiene.” Y CIES se ha convertido en una solución, en una meta, en un camino por seguir.

Hoy, simplemente somos estudiantes de CIES, mañana seremos los profesionales egresados de una Institución con inclusión social y con la convicción de que “construyendo un mejor país” se hace realidad a cada momento y se ve reflejado en nosotros.

No hay más sino agradecimientos por permitirnos ser parte de esta gran institución y augurando muchos éxitos para todos los que conformamos esta gran Familia.

Andrés E. Lopera Arango

Estudiante de Administración

CIES Bogotá, Sede Principal

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Mi experiencia personal

Estudiante CIES caliCordial saludo a todas aquellas personas que forman parte, al igual que yo, de la familia CIES.

Quiero manifestar mi agrado  por formar parte activa de la Corporación Iberoamericana de Estudios CIES, de la sede de Santiago de Cali, ingresé a la institución inscribiéndome para el programa de Administración de Sistemas, siendo mi primera clase  el diez   de Agosto del año 2013.

Como experiencia de mi estadía aquí, les quiero comentar lo que he aprendido de cada docente que he tenido hasta el momento. Iniciaré con el profesor LUIS ALFONSO RAMÍREZ, quien con sus conocimientos en informática me hizo reflexionar que normalmente nosotros tenemos la tecnología a la mano, pero no nos ocupamos de conocer que es lo que estamos empleando, cuál es el origen de las cosas, sus funciones, sus características, sus beneficios, etc.,  sino, que simplemente lo que hacemos es sacar provecho de todo y no más; el Ingeniero JAIME PACHÓN, en quien observé un compromiso serio y admirable  como persona y como docente, le  reconozco que sus aportes fueron muy interesantes, ya que tenía la idea errónea de que la palabra SISTEMAS, solamente implicaba manejo de computadores y lo relacionado con ellos; enfatizó en nosotros que la lectura es un hábito que no se debe perder; el profesor CARLOS GÓMEZ, quien con su juventud a favor, muestra un espíritu crítico y analítico, exploró en nosotros las capacidades creativas para formar parte interactiva en el desarrollo de las clases; el abogado CAMILO RESTREPO, quien siempre me mantuvo pendiente de todo lo que decía en clase porque tenía claro que eso iba para evaluación al final de la jornada y solamente tenía, lo que yo consideraba el  “minuto de Dios” para poder refrescar la memoria. Cuando nos dijeron que el siguiente módulo que íbamos a cursar se llamaba CONSTITUCIÓN POLÍTICA, pensé  que sería la materia más aburridora del programa, pero nunca me imaginé que iba a ser tan interesante. Y finalmente,  el profesor FERNANDO DELGADO, el bacán de los profesores, quien se caracteriza por ser tranquilo, divertido, descomplicado y le agrega a las clases un toque picante; tiene además, bien claro que  “el rojo se lleva es en la sangre.

A todos ellos gracias, sus aportes han sido muy enriquecedores en mi vida, ya que ejerzo la profesión de docente de básica primaria y de todos he aprendido algo interesante para aplicar  a mi labor.

Afectuosamente,

Olga Lucia Arcos Noguera
Estudiante de Sistemas

CIES Cali

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

CIES es sueños y corazón

bucaramanga CIES estudianteLes escribo con toda sinceridad, estas palabras que realmente nacen de mi corazón, para que lo tomen como ejemplo, y jamás permitan que nadie absolutamente nadie trate de frenar sus sueños…

Hace siete meses, llegue a CIES ansiosa, temerosa, con muchas expectativas, dispuesta a sacrificarme a sabiendas que mi tiempo era poco, por el trabajo, mis dos hijos, y mi esposo. Por ello a medida que iba avanzando mis ánimos se minimizaron a tal punto que pensé en no regresar. Pero luego de recorrer un sinnúmero de obstáculos que marcaron de forma significativa mi vida, aterrice por fin y comprendí realmente la importancia de estudiar la carrera que siempre había querido, y que CIES me estaba abriendo sus puertas para que hiciera realidad mi sueño “ser una excelente docente”.

Desde ese preciso instante mi mente dio un giro importante entendí que la variedad de profesores que habían pasado por mi salón de clases me habían enseñado diversidad de conocimientos de forma especial cada uno a su manera y convicción, conocimientos que más adelante se los transmitiría a mis futuros estudiantes dejándoles una huella positiva, así como cada uno de mis profesores, la han dejado en mi.

Aprendí a ser más tolerante, mas paciente, a respetar las opiniones así no estuviese de acuerdo con muchas de ellas. A entender que cada una de mis compañeras a pesar de  tener personalidades diferentes perseguían un sueño al igual que yo, y posiblemente esas diferencias era lo que nos hacia especiales, porque si bien se que nuestra formación es individual, no podríamos llevarla a cabo si no trabajamos en equipo.

Hoy día le otorgo un valor especial a CIES porque nos da la oportunidad de estudiar a un precio módico,  sin importar nuestra edad, prueba de ello el ejemplo tan enriquecedor, que tenemos en nuestro grupo de Preescolar, a doña María Antonia quien a sus 58 años es nuestro más fehaciente ejemplo de superación.

Gracias CIES porque en esta institución aprendí, que solo yo, tengo el poder de decidir,  que soy la responsable de mis éxitos y quizás de mis fracasos, y la única forma de lograrlo es dotar mi mente de pensamientos positivos, manteniendo una actitud  profunda de confianza y esperanza en mis propias realizaciones.

 

Carmenza Hernández Ayala

 Estudiante del  programa de Preescolar

CIES Bucaramanga


Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

SE ABRE LA PUERTA DEL APRENDIZAJE, SE ABRE LA PUERTA DE CIES

Estudiante CIES CaliÉrase un 25 de Septiembre del año 2012, yo estaba realizando unos trabajos del colegio en la casa de un compañero cuando su madre se me acercó y me dio un papel con una propuesta que iba a darle un giro a mi vida, era la beca que abre las puertas al grandioso mundo del aprendizaje en CIES; muy interesado en la información que contenía esa hoja, me dirigí al computador para buscar datos que me pusieran en contacto con la sede en Cali.

Ya con el número telefónico en frente muy entusiasmado tomé el teléfono y marqué, sonaba un pito cada aproximadamente 2 segundos el cual lo único que me generaba era incertidumbre esperando la voz de una secretaria que me aclarara muchas dudas que tenía con respecto al ingreso a la institución. Luego de 20 segundos de ese momento tan escalofriante por fin escuché una voz muy femenina que me dijo: “Cies Cali, muy buen día”, con la voz un poco ida pero con la convicción de que esta era una gran oportunidad que iba a fortalecer mis conocimientos contesté, “Muy buen día señorita” y posteriormente pregunté sobre el ingreso a la educación en tal institución; me dijo que fuera para aclarar todas mis dudas.

Muy entusiasmado acudí inmediatamente a donde mis padres a comentarles sobre lo sucedido dejando en inconcluso mi tarea del colegio; ellos un poco intrigados con lo que les dije pero empeñados en que lo primero era mi futuro decidieron llevarme a tal institución nombrada por mí y que ellos apenas conocían.

Al otro día a las 7:30 de la mañana llegando a la sede me recibe el señor quien cuida la última puerta que me apartaba de la secretaria que era la persona central que necesitaba en ese momento, me mandó a la secretaría y ahí si me dije: “Llegó el momento Daniel”, saludé a la secretaria, ella entrelazó su mano con la mía y a partir de ese saludo supe que tenía la confianza y toda la oportunidad de preguntar todo lo que quisiera con respecto a lo que había planeado; empecé a tener una conversación con dicha mujer con el único fin de conocer los requisitos para entrar a estudiar a tan magnifica institución. Luego de tantas dudas aclaradas y con la decisión clara, me entrega un papel el cual estaba 100% seguro de diligenciar, pues sí, era el formulario de inscripción; estaba a un solo paso de asegurar un futuro mejor y obviamente, entusiasmado, lo firmé. Y la señorita me dijo: “Comienzas clases el 7 de Octubre”.

Ese domingo llegué temprano a la institución y muy esperanzado me reuní como todos en el auditorio en donde el rector nos daba los últimos tips para comenzar con las clases, ese fue un día fenomenal: conocí personas nuevas, inicié un gran sueño… Después de más de un año ignorando los obstáculos y esfuerzos, pero también agradeciéndole a los mismos, puedo decir, soy estudiante de sistemas y pertenezco a la Familia CIES.

Daniel Stiven Posada Buriticá

Estudiante de sistemas

Cies Cali

 

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

MI PRIMER DÍA EN LA FAMILIA CIES

Alumno CIES 9Tan pronto como amanecía el 29 se septiembre del año 2012, aumentaban más mis deseos que el reloj marcara las 8:00 am; sin embargó existían en mí una serie de preguntas e interrogantes sobre como seria y que cambios traería a mi vida esta nueva etapa de formación profesional, observaba mi reloj con tantos deseos que las manecilla corrieran cada vez más rápido pero pareciera que el tiempo se detenía, ¡ya estaba impaciente!

Por fin eran las 7:00 am, ya debía salir de casa para así descubrir ese nuevo mundo que me esperaba, al llegar me encontré con la gran satisfacción que allí se encontraban muchísimas personas, ahora mi gran pregunta era, ¿Quiénes serán mis maestros y compañeros?. De manera muy ordenada todas las personas allí presentes ingresamos al auditorio y de un momento a otro nos dieron la bienvenida a FAMILIA CIES, cuando escuche la palabra familia, me fue inevitable transportarme por unos segundos a mi casa y hogar, y me dije a mi misma ¡es imposible!.

Terminado las indicaciones y demás recomendaciones el auditorio fue quedando totalmente vacío, pues cada grupo de estudiantes se dirigía a su aula de clases con el docente que se les fue asignado, todos estábamos a la expectativa de todo lo que sucediera, personalmente el traslado de una sede a otra para mí fue eterno, pero por fin llegamos a nuestro lugar de destino. El docente se presentó y nos pidió el favor que nosotros también lo hiciéramos, mis compañeros fueron tan amables y respetuosos que ahí fue donde empecé a comprender por qué el docente había empleado el termino familia.

Ya me encontraba un poco más tranquila y cien por ciento feliz porque a medida que transcurría la clase me sentía como en mi hogar, compartía con mis compañeros de clase, que ya no eran mis compañeros ahora éramos amigos y nos tratábamos como a hermanos, y el docente procuraba de la manera más fácil y perfecta posible transmitirnos su incalculable conocimiento brindándonos la confianza necesaria para preguntar cualquier duda que tuviéramos, todo fue perfecto.

Al llegar a casa, mi padre me pregunto; ¿Cómo te fue hija?, y con una gran satisfacción conteste; ¡Excelente!, padre, fue fantástico, mis compañeros y docente me hicieron sentir como en casa, tanto así que ni por un segundo extrañe el calor de mi hogar, si yo hubiese sabido que retomar mis estudios me traerían tanta satisfacción y alegría no me hubiese tomado casi dos años para hacerlo y lo hubiese hecho un día después de terminar el colegio, sencillamente fue genial.

Gracias CIES, porque en ti no solo encontré el mejor lugar para crecer profesional e intelectualmente, sino que también descubrí un nuevo mundo donde todos somos tratados de manera equitativa y nos queremos y protegemos como una verdadera familia.

 

 

Yennifer Marcela Barrera Escobar

Estudiante de Contaduría y Finanzas

CIES Bogotá, sede principal

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

MI PRIMERA EXPERIENCIA UNIVERSITARIA

Estudiante bogota CIESEs muy gratificante culminar un día más, llena de vida y alegría. Saber que al otro día iré a estudiar, a empezar sexto semestre en pedagogía infantil gracias a la oportunidad que me dio la Corporación Iberoamericana de Estudios CIES.

En estos momentos me siento a reflexionar, y a pensar, que hermoso trabajo hace todo el equipo CIES, personas con un gran sentido humanitario y con unas inmensas ganas de dar todo lo que está en sus manos para enseñarnos las cosas que nos sirven para nuestras vidas profesionales.

Recuerdo ese día cuando entré por primera vez a CIES, fue tan extraño, pero a la vez tan emocionante, empezar esta nueva etapa de mi vida, con personas que son tan humildes y tan cálidas, que me brindaron confianza en un solo suspiro, luego al entrar al salón de clases,  y encontrar en cada compañero, un mundo distinto al mío, pero igual de maravilloso, fue para mí tan fascinante, que al recordarlo, se me eriza la piel; y ver por primera vez, a mi primera docente, llena de conocimientos que quería entregarnos a cada uno de nosotros, los que estábamos sentados en los pupitres de ese inmenso salón, allí conocí a las que ahora son mis mejores amigas, mujeres luchadoras y con tantas ganas de salir adelante como yo.

Esta docente dejo una huella inmensa en mí, porque es una mujer tan fuerte y tan sabia, que me da gusto siempre escucharla y verla. También recuerdo con una sonrisa en mis labios, a un docente, este hombre nos hacia reír con cada ocurrencia, y nos dio muchas lecciones de vida, tan importantes, como interesantes: este hombre me causó admiración y respeto, por su gran conocimiento, y sobre todo por el interés que le colocaba a cada una de sus clases, que eran tan agradables, que el tiempo se nos hacía muy corto.

De cada docente tengo un recuerdo bonito, que si escribo cada anécdota, no me alcanzaría las palabras para describirlas, pero no todo es tan color de rosa, en ocasiones hubo docentes que eran tan serios, que en primera instancia, me causaban temor y hasta inseguridad, pero de ellos aprendí que las cosas con esfuerzo y dedicación son las que mejor se valoran.

Hoy, pienso que cada persona que paso por mi vida, dejó tantas cosas tan bellas, que las aplicó a mi vida como docente en estos días, tengo como amigas a unas loquitas, que cada día me sacan una gran carcajada y momentos agradables, y tengo la plena seguridad que jamás olvidaré. Nunca me rendiré y seguiré estudiando y luchando hasta lograr todas mis metas.

Gracias familia CIES por brindarme un mundo lleno de conocimientos y alegría. Dios los bendiga a ustedes y sus familias.

Angie Stephanie Nova Martínez.

Estudiante de pedagogía infantil

CIES Bogotá, sede principal

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

CIES una fuente de oportunidad y superación

Estudiante CIES 6Desde que termine el colegio deseaba estudiar Administración de Negocios, pero por cuestiones económicas y de horarios esto había sido imposible, hace un año hablando con una persona me comento acerca de CIES, me dijo que tenía grandes ventajas estudiar aquí, que manejaban flexibilidad de horarios, que los costos eran relativamente accesibles, que tenían varias carreras técnicas y profesionales y que contaba con excelentes docentes.

Debo admitir que en un principio dudaba acerca de todo lo que esta persona me dijo, y decidí mirar por internet y acercarme a pedir información, luego de corroborar algunas cosas me inscribí en el técnico en Auxiliar Administrativo. Después de iniciar clases me di cuenta que lo que había escuchado era poco, realmente encuentras en docentes y directivos, no solo a personas altamente capacitadas profesionalmente sino que son excelentes seres humanos, que día a día nos muestran lo importante, de no solo ser buenos profesionales sino que debemos ser personas integras.

Además de tener horarios flexibles nos dan la oportunidad de adelantar materias y hasta de estudiar dos carreras al mismo tiempo. Con un gran esfuerzo he estado adelantando la mayor cantidad de materias posibles y además opte inscribirme en el técnico en Auxiliar en Contabilidad y Finanzas.

 Ya me encuentro a puertas de culminar las dos técnicas, deseo poder iniciar y culminar con éxito las dos carreras a nivel profesional.

Durante mi proceso de formación he aprendido que es muy importante ser constante, esforzarse al máximo, el deseo de superación y ante todo el formarse como una persona integral.

Algo que me ha gustado es que al no tener clases siempre con el mismo grupo he tenido la oportunidad de conocer a diferentes personas, que tienen diferentes puntos de vista y experiencias que al compartirlas, nos permiten conocer muchas cosas, he tenido el gusto de encontrarme con el grupo con el que inicie en algunas materias. Allí cuento con un grupo de cinco compañeros que se han convertido en un gran apoyo.

Por esto y mucho más siempre estaré agradecida con CIES, por la gran labor que realizan y las oportunidades que brinda a personas como yo, que desean realizar una carrera profesional pero no cuentan con los recursos necesarios para hacerlo.

Gracias a CIES por permitirme alcanzar una de mis metas, por enseñarnos que muchos obstáculos que encontramos en nuestras vidas los podemos superar y a su vez siempre nos dejara un aprendizaje. Con lo aprendido en esta hermosa institución, lo enseñado por parte de directivos y docentes,  espero llegar a ser una excelente profesional y ser humano.

 Mil gracias CIES.

Carolina Giraldo Quintero

Estudiante de los programas de Administración y Contaduría
CIES Bogotá, sede principal.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

En el zenit educacional

estudiante cies 5Una tarde de hace un par de años, alguien me comentaba acerca de un instituto nuevo que se ubicaba en la ciudad, a la cual me acerqué y después de algunas charlas, me inscribí e inicié una etapa estudiantil técnica con miras a ser profesional. Es una gran ventaja la cual ofrece CIES por sus cómodos horarios y por estar al alcance económico de toda la población.

Inicié los estudios un domingo cualquiera para muchos, pero no para mí, ya que madrugar un domingo considerado día de relajación y pereza, se convirtió en un domingo de progreso. Un domingo que estaba lleno de dudas, me encontraba ingresando por la puerta de la educación, buscando por toda el área una cara amigable  y la fortuna me sonrió porque me encontré con grandes personas.

La calidez de sus docentes y todo el personal que integra la familia CIES  es una de las cosas que hacen diferente y grande dicha institución. Particularmente en mi caso estoy haciendo 2 carreras al tiempo, administración de sistemas, auxiliar en contabilidad y finanzas, incluyendo inglés y he podido apreciar en casi todos los horarios la buena predisposición del personal, la buena enseñanza y el trabajo en equipo encaminado hacia  la comunidad.

Todos en general, incluyendo los compañeros de estudio,  personas fantásticas, sencillas y con muchos deseos de adquirir más y más conocimiento, dispuestos a progresar por ellos mismos y sus familias; Eso lo demuestran día a día, en su afán de subir un escalón más, compartiendo con todos nosotros sus anhelos. Eso se ve reflejado en las buenas y agradables charlas, en las actividades curriculares en clase y extra clase como por ejemplo, las exposiciones u obras teatrales en inglés en donde pudimos interactuar con todos y sacarles una gran sonrisa que es lo que se requiere para poder olvidar aquellas tristezas que nos aquejan. También las  jornadas deportivas han permitido la unión entre los diferentes grupos como acontece los domingos porque compartimos con los de administración, sistemas, contabilidad, inglés y demás.

Somos una gran familia llenos de ideales, sueños, fortalezas, debilidades pero ante todo con mucho amor por la institución y por la capacitación que recibimos jornada tras jornada  mirando hacia el zenit educacional que nos permita ser unas personas más grandes las cuales podamos ofrecerles a nuestras familias un mejor porvenir  y hacer de CIES una institución cada vez más grande y posicionarla como la mejor del país.

Luis Alberto Galicia

Estudiante de Sistemas y Contaduría

CIES Ibagué

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , ,

CIES Experience

Estudiante Blog 4Ser parte de la familia CIES es una de las metas que muchos de nosotros hemos alcanzado y hemos aprendido a valorar y a querer, pero más que una meta, es un logro; una oportunidad  para empezar a construir un futuro ideal en nuestras vidas.

Las experiencias hacen al hombre, es cierto, pero cuando esas experiencias son tan agradables y son compartidas con personas que sueñan lo mismo que tu sueñas  y que quieren mediante sus capacidades y su visión de la vida salir adelante, no hay poder humano ni sobrehumano que te impida cumplir tus más grandes sueños y ser esa persona que te proyectas.

Mi experiencia en esta gran familia ha sido maravillosa. Allí he aprendido a perder quizás aquellos miedos que sé también, muchos tenemos; pero hay un miedo que todos tenemos en común al momento de dar un gran paso en el camino de la vida: el miedo al fracaso. Muchos me darán la razón, otros quizás, no sea ese su miedo, sin embargo, como dicen por ahí, si no se arriesga, no se gana, y si no se gana, simplemente, vuelves y te levantas pero jamás te das por vencido.

Creo que con el hecho de ya pertenecer a la gran familia CIES he demostrado que el miedo no es más que otro obstáculo de los muchos que he superado y superaré; no diré que los he superado para ser alguien en la vida, no; pues con el estar aquí, como dice mi madre: lleno de vida,  con mi familia, mi estudio, mis compañeros , mis maestros y mis metas propuestas , ya soy alguien, incluso todos y cada uno de nosotros somos alguien que queremos y planeamos un futuro muy cercano, en el que demostremos que salir adelante si se puede, y que los sueños se pueden cumplir siempre y cuando no los dejemos dormir.

Recuerdo que al llegar a mi primera clase de inglés, estaba nervioso, pues recordaba poco las lecciones que había aprendido en el que había sido mi colegio; pero en ese momento cuando el profesor de inglés entró y dio su clase, naturalmente, en inglés, le entendí todo.

Mi reacción ante esto fue de sorpresa y en definitiva quería seguir vivenciando esa experiencia y adquirir tal nivel que no solo ese profesor, sino todos, ya poseían. Después de un tiempo ya me había adaptado a que el profesor nos hablara en inglés, y ya era extraño para mi escucharlo hablar en español, incluso recuerdo que una compañera decía que no entendía nada, y la experiencia de yo poder haberla ayudado, a través de esa experiencia que el profesor nos brindaba, me llenaba de satisfacción; el compañerismo es algo que siempre he mantenido y lo he considero muy importante para una excelente convivencia.

Las experiencias vivenciadas me han dado la plena convicción de que quiero salir adelante, y que en un futuro, con cara de ponqué, y copa de champaña en mano,  al mirar atrás yo pueda decir THANKS, FAMILIA CIES!

Anderson Rubiano Yusunguaita
Estudiante del programa de Inglés

CIES Bogotá, sede principal.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,